sábado, 1 de agosto de 2009

Cómo usar un diccionario bilingüe

“¿Para qué sirve el diccionario bilingüe?” Esa fue la pregunta que nos hizo un profesor de traducción durante una clase avanzada de traducción. Las obvias repuestas fueron sólo:
1- Para aprender un segundo idioma
2- Para encontrar como se traduce una palabra

Pero al darnos vía libre para seguir con una “tormenta de ideas”, descubrimos que los alumnos los usábamos como alcancía para esconder ahorros, como soporte para sostener el maquillaje a una altura ergonómica y hasta como un elemento para disecar flores entre sus innumerosas páginas. También, en la lista surgieron otros usos igualmente útiles... cuando trabajamos con idiomas.

Si el diccionario bilingüe es completo, podemos:
1- verificar la ortografía en dos idiomas;
2- recopilar rápidamente información sobre si la palabra es de uso coloquial, formal, técnica o si está en desuso (esto es muy útil para tomar la decisión de cómo traducir según el contexto);
3- buscar sinónimos
4- buscar, por qué no, una abreviada definición;
5- leer expresiones idiomáticas relacionadas con el término;
6- buscar la familia de palabras como su adverbio, verbo, sustantivo, adjetivo, etc. (sobretodo cuando tenemos que parafrasear la oración);
7- verificar traducciones, buscar en reverso y hacer comprobaciones del término traducido;
8- a veces, se puede encontrar la pronunciación de la palabra;
9- si el diccionario cuenta con frases representativa o ejemplos, se pueden ver otras palabras que colocan con el término y ver como es la conjugación, en el caso de los verbos;
10- descubrir qué significan muchas siglas y acrónimos; y
11- consultar las notas gramaticales que son muy útiles (Las notas están muy abreviadas ya que hay que recordar que el espacio es valioso en el diccionario y se comprime la información mediante abreviaturas).

En fin, el diccionario bilingües parece ser que nos reconforta con la ilusión de ser una fuente inagotable de respuestas. Sin embargo, debemos recordar que es únicamente una buena herramienta de referencia (una de tantas vamos a ver). Es un punto de partida para la ulterior investigación y traducción. Es un aliado potencialmente útil si se reconoce sus recursos y sus limitaciones.